Desinformación y comunicación intergeneracional​

Las personas mayores son vulnerables a la desinformación: diversos estudios constatan que son uno de los grupos de edad que más información falsa se cree y también de los que más bulos comparte. La falta de competencias digitales, el exceso de confianza en la información digital y la relación emocional con quienes les comparten bulos crean un caldo de cultivo perfecto para la desinformación. Pero los mayores también forman parte de la trasformación hacia una sociedad más informada y empoderada. No vamos a dejarlos atrás. A través de este reto se propone que sean los jóvenes quienes impulsen la educación de los mayores, generando dinámicas bottom-up que impulsen el diálogo intergeneracional.

 

EXPERTOS

Liliana Arroyo

Dra en Sociología, especialista en Innovación Social Digital. Actualmente impulsa proyectos de innovación en el área Digital Society Tecnhologies en i2cat y colabora con el Insitituto de Innovación Social de ESADE.